Un Año de Musa

Estamos de celebración! Hace un año, en Acción de Gracias por todo lo que habíamos recibido en la vida, sentí el llamado de abrir un espacio para compartir con otros vivencias, crecimiento y hasta frustraciones de cada día. Hoy 365 días después, somos más de 3,000 en facebook más de 300 en Instagram y muchos más en las demás redes sociales. He llegado a muchos que como yo están en el proceso de crecer y encontrar su voz en el mundo. De los más de 3mil en facebook, solo 160 son mis amigos o familia, los demás han llegado sin conocernos y eso es maravilloso. 😍

Han sido muchos los momentos en que me he cuestionado si realmente debo seguir, si esto ayuda a alguien o solamente a mí misma. Pero Dios y ustedes han validado que estoy en el camino correcto y por eso permanezco. He tenido la bendición de conocer personas maravillosas en el camino y descubrir grandes colaboradores. Dos huracanes me dieron fuerte, otro huracán de la vida misma también; los vientos soplaron categoría 10 tanto en las redes, en mi vida cotidiana y en las emociones. Hubo que repensar y ajustar las metas a esta nueva realidad y ha sido duro entender que esto es solo una pausa. Teníamos un plan, pero eso no necesariamente nos garantizaba el éxito o que fuéramos a arrancar. Contar historias no es fácil, pero llevamos un año haciéndolo y  hoy podemos recordar escritos que en el 2017 generaron reacciones y que se hicieron sus favoritos.

Los Top 15, son los siguientes:

1.       Los Amigos: La Tribu Con La Que Decides Conectar

2.       Ser un Camello Emocional…

3.       Que se me arrugue la piel, pero nunca el alma…

4.       No es lo mismo estar alegre a ser feliz…

5.       Escoger Tus Batallas Te Da Poder…

6.       Digiere Tus Emociones Como La Vaca

7.       La Crayola Rota…

8.       Cuando La Mecha Está Corta

9.       Haz Las Paces Contigo Misma(o)…

10.   Las Muchachas

11.   El “jangueo” al que no quieres ser invitado…

12.   El Limón Tiene Poder…

13.   Más Respuesta. Menos Reacción.

14.   Prepárate para Recibir

15.   Después de María

La musa a veces aparece, otras se escapa por semanas. Pero el estar conectada a ustedes es ya una necesidad. De corazón gracias a todos por apoyar mis escritos, por diferir con respeto y por compartir.

Happy Aniversary Mismos! Está va por ustedes!!! 💗☀️

Después de María

A 40 días de este inolvidable suceso, tengo 40 lecciones aprendidas. Las comparto en broma y en serio. Los quiero!

Misma☀️?☀️
1. La vida no es un carnaval como decía Celia.

2. Todos los días se aprende algo.

3. En estas circunstancias no es el más fuerte el que sobrevive, sino el más astuto y el que fluye con lo que hay en el camino.

4. El calentador no hace falta una vez entiendes que hablar malo en la ducha está permitido.

5. El blower y la plancha son artefactos del pasado y de colección.

6. Lavar ropa a mano debería ser contado como “crossfit”

7. Un huracán y mi PMS jamás deben ocurrir en la misma fecha.

8. Mi cumpleaños puede ser un día cualquiera. Todos los días cuando suena el despertador se vuelve a nacer.

9. El huracán más desastroso que existe no se llama María, se llama conducta humana y esa está arrasando con todo.

10. Poco a poco uno se acostumbra a todo. A lo que nunca te debes acostumbrar es a ser maltratado por nadie.

11. Me hace falta mi rutina. Lo admito. Llego a casa a oscuras, me siento a leer un libro (ya estamos a 2-3 por semana) sin hacer nada más hasta bañarme y acostarme.

12. La visita de un Presidente no cambia nada. Solamente logró paralizar más al país en unas horas.

13. La comida caliente es un mito. Si está bien hecha, fría también sabe a gloria.

14. El reto del día es vivirlo estando presente. Sintiendo, fluyendo y soltando. Llorando y riendo.

15. Es más fácil conseguir alcohol que baterías.

16. Seré yo o cada día vivimos metidos en el show de “Survivor” pero sin la motivación de los chavos del premio final.

17. Puerto Rico se levanta pero es porque no hay de otra. Uno se levanta cada día porque quedarte en la cama (si es que tienes una) es imposible. No porque la cosa se está moviendo o mejorando.

18. ¿Cômo era que se llamaba la aplicación esa para ver películas y series del pasado? Ah! Ya! Netflix!

19. Sabes que has pasado un Huracán Categoría 5, cuando te da ganas de abrazar al que guía el camión de UPS o al cartero, aunque no te traiga nada.

20. Esta emergencia me ha dejado conocer los vecinos y darme cuenta que estaba mejor sin conocerlos. Lol

21. Me emociona el ensordecedor ruido de los aviones que llegan a Puerto Rico.

22. Un picnic en el baúl de mi guagua con mi plato de almuerzo mirando para La Martínez Nadal se ha convertido en el “pic moment” del día.

23. Me regalan una linterna y me emociono más que si me regalaran la llave de un carro.

24. La mejor comida del día es la que logras comerte.

25. Queda comprobado que eso de tres comidas al día y dos meriendas no es necesario para vivir.

26. Jamás había valorado tanto el hielo o el humo saliendo de un plato de comida (ese último no es que me encante, pero lo valoro).

27. Vivo agradecida de todos los voluntarios que día a día se tiran a la calle a ayudar a los demás y a levantar a Puerto Rico, alma con alma.

28. La inventiva y creatividad del Boricua para las tablas de lavar, las máquinas de lavar caseras, las técnicas de exprimir ropa, las estufas criollas con leña, etc. Me ponen una sonrisa.

29. Los hermanos de la diáspora que han sabido llevar la voz cantante en traer suministros, clamar al gobierno y a los congresistas, me inflan el pecho; porque se fueron pero siguen con Puerto Rico en su corazón.

30. La naturaleza es perfecta: los árboles están reverdeciendo y buscando luz para recuperarse. No se quejan. Ellos están fluyendo y dejándose llevar. Nosotros?

31. Ayer me regalaron una hornilla de gas y la quiero más que a mi iWatch (y eso es mucho decir!).

32. Una vez te has metido contra las paredes y las esquinas de los muebles par de noches consecutivas, te das cuenta que puedes ver en la oscuridad y que eres casi superhéroe.

33. Quien menos tiene y quien menos puede es el que te saca la sonrisa más grande.

34. El dolor y la necesidad sacan de la gente lo mejor o lo peor. De qué lado estamos? Esa es una decisión consiente y diaria.

35. Veo los camiones de la AEE y me emociono como si estuviera viendo a Ricky Martin (el que me conoce sabe lo grande que es esa emoción).

36. Al día 39 se hizo La Luz. La emoción? Hay que vivirla! Agradecimiento profundo en el alma y ya pensando en lo que quiero hacer para ayudar a otros con lo que Dios me ha dado.

37. Al apagar los abanicos de batería y las lámparas, los abracé a cada uno y les agradecí su servicio.

38. Esta mañana tenía luz, me levaté de la cama y me fui a oscuras (como siempre al baño). Ahí me acordé que tenía luz. ?Ya la rutina era otra!

39. Jorge Bracero, el empleado de la AEE, consolò más corazones puertorriqueños con su famosa frase “no estás olvidado” que el Gobernador, su gabinete y un Presidente de una nación juntos.

40. Si Maria no te cambiò, eres de piedra. Tienes que volver a nacer.

Si te gustò, dale like en las redes y compártelo con otros. Si no te gustò, compártelo comoquiera por chavar ?

Yo tenía una luz…

Luego de 39 días del paso de el huracán María por Puerto Rico, anoche a las 11:20pm, llegò la electricidad. Los gritos de los vecinos y la emoción de nosotros viendo las luces de la avenida prender. Lloramos. Nos abrazamos y seguimos llorando. Dimos gracias a Dios por todo!

Hoy me tomo mi primera taza de café en mi casa. Preparada en mi máquina, frente a la lámpara de mi cuarto que al fin está encendida. Pienso lo agradecida que estoy de haber pasado una noche más tranquila. Y mi mente se va a pensar en los que aún necesitan y en formas para ayudarlos, especialmente a los que tengo de mi familia que aún necesitan de mi. Es un día “más normal” igual, es una alegría rara y que merece ser vivida y sentida. Hoy hay que conectar con esas emociones.
Buenos días por la mañana!

Los quiero,

Misma

#connectwithyourmisma

Como las palmeras…

Foto tomada por Brenda Liz Rodríguez el 09/24/2017

A ocho días del paso del Huracán María por Puerto Rico ?? me atrevo a decir que es una de las experiencias más duras de mi vida. Y no es porque haya tenido pérdidas materiales, porque realmente fui agraciada dentro de muchos que perdieron todo. Sino porque María nos sacudió con sus vientos y furia el alma, las ganas y la fuerza para seguir adelante. ¿Y lo peor? Es que sientes “la virazòn” y el remolino constante de emociones en todo lo que te rodea.

Es cierto que no todo lo que encuentras es malo. Nos hemos dado la oportunidad de hablar más, ser solidarios con el otro, entablar relaciones profundas, ser más agradecidos, compartir lo poco o lo mucho que tenemos. Los nenes de los vecinos han aprendido hasta a jugar tira y tápate. Los torneos de UNO son la orden de cada familia. Pero también el ver tu isla destruida trae un sentimiento de tristeza profunda. Es imposible salir y no llegar “moquicaído” a tu casa. El no poderte comunicar con amigos y familiares es doloroso. En mi caso van 8 días sin hablar con mis padres y la incertidumbre de saber realmente còmo están me mata. La “crisis” de los servicios esenciales va drenando el espíritu de muchos y en ocasiones nuestras miserias interiores van aflorando. El conflicto y el caos están preparando el terreno.

Hoy vivo en una sociedad en la que estamos más o menos en igualdad de condiciones. El que no tiene se las busca como sea para salir adelante como siempre lo ha hecho. Y el que tiene, el dinero no le sirve de nada porque no hay qué comprar (los comercios no están funcionando) y ni beber pueden (porque hay ley seca). El toque de queda nos ha obligado a hablar “a la cañona”. O en algunos casos, a encerrarnos más.

Lo cierto es que quiero ser como nuestros arboles y palmeras; que no se doblegan fácilmente. Esas palmeras y árboles que hoy se ven marrones mostrando su dolor, pero su fortaleza y valentía. Que dan la batalla hasta el último momento y aún en el piso muestran lo buenos guerreros que fueron; que dieron el máximo y murieron peleando en el campo de batalla. Quiero ser flexible como ellos, fluir ante las circunstancias sin ceder en mis posturas y principios.

Quiero ser como las palmeras de la playa en la que crecí, esas que se mantuvieron erguidas y que hoy aún casi sin hojas, se mantienen de pie esperando su resurgir.

María, gracias por dejarnos el corazón hecho mierda, porque aún en el dolor hay espacio para ser agradecidos por las pequeñas cosas. Mi corazón se va a restaurar, igual que miniska y tú serás recordada como la que nos obligó a resurgir. Te aseguro que nos vamos a levantar y que de aquí ninguno va a volver a ser igual. Ni el puertorriqueño que vive aquí ni el que se fue y hoy se siente impotente de no poder ayudar a los suyos.

Hoy, más que nunca, ser como las palmeras, es conectar.

Besos fuertes!☀️

Misma

Apláudete Mism@

Apláudete Mism@

Hoy mientras me tomaba un café, conversaba sobre la capacidad que hemos perdido en reconocer y aplaudirnos por lo que ya hemos logrado en nuestras vidas. Estamos tan enfocados (y me incluyo) en lo que nos falta para alcanzar esa meta o en lo que no se nos ha dado, que hemos perdido la capacidad de ver todo lo que hemos logrado.

En ocasiones olvidamos hacer un recuento de dònde estábamos cuando comenzamos. Y la mayor parte del tiempo, esperamos esa validación de otra persona. Esperamos que los que están a nuestro alrededor nos feliciten por nuestros logros y nos frustramos porque nadie se da cuenta y nadie se toma el tiempo por ver cuánto hemos crecido.

¿Sabes qué? Nadie mejor que tú para saber cuánto sacrificio, cuánto esfuerzo, cuántas noches de desvelo y lágrimas te ha costado llegar a donde estás. Recuerda que hay cosas que simplemente los demás no ven. Nadie tiene la capacidad de validarte y reconocerte más que tú mism@.

Es cierto que tú pasado no define tu futuro, pero eso no significa que para bien no puedas mirar tu pasado y de vez en cuando aplaudirte tú Mism@ por tus logros.

Hoy, yo saco unos minutos para aplaudirme?? ?Para darme ese “standing ovation” que merezco por haber llegado hasta aquí. Y me miro y sonrío orgullosa de saber que estoy varios pasos “alante” ? de los que aún no han comenzado a trabajar por sus sueños. Hoy, me enfoco en el camino. No en cuanto me falta, sino en los obstáculos vencidos. Hoy me siento capaz de felicitarme y decirme “eres la mejor carajo!”.

Aplaudirse ??uno mismo, es conectar.

Abrazos mi☀️,

Misma

Las Muchachas

Las Muchachas
” Las mujeres estamos para habitar este mundo. Para regirlo y llenarlo de “ricura”. Para trascender.”

 

Todo el que me conoce sabe que vivo orgullosa de ser mujer. Y no es que sea una feminista de esas de “clavo pasao”, pero con el paso de los años he entendido que las mujeres estamos para habitar este mundo. Para regirlo y llenarlo de “ricura”. Para trascender. Y no me malinterpreten mis galanes; yo los amo a ustedes. Me encantan y sin ustedes la vida no tendría esa sazón divina. Pero ser mujer es lo que me enorgullece. De veras que eso no lo cambio. Es por eso que quiero dedicar un breve espacio a celebrar con orgullo Marzo: Mes de la Mujer. Y el 8 de marzo: Día Internacional de la Mujer Trabajadora. 

Y mis chicos, dirán: ¿y cuando es el día de nosotros? Pues todos los días al igual que nosotras. Lo que pasa es que ustedes han tenido muchas más oportunidades que nosotras en muchos aspectos. Ustedes tuvieron el privilegio de haber comenzado a dirigir este mundo. Mientras que nosotras, hemos tenido que luchar (y seguimos luchando) por nuestros derechos y lugar, al ser percibidas por algunos como el sexo débil. Claro que los tiempos han cambiado y cada vez somos mås las mujeres que estamos en posiciones prominentes y en todos los campos, pero nos falta mucho. Y es por eso, que hoy  quiero exaltar a tres “muchachas” (como se hacían llamar) que tuve la oportunidad de conocer en esta vida. Aquellas que me demostraron con su ejemplo lo que es ser una “mujer” con sus “pantysitas” bien puestas.

Mi abuela: Doña Maya, como todos la conocíamos, es sin duda una mujer que impactó mi vida desde siempre. Cuando tuve la oportunidad de conocer su historia de veras que aún más orgullosa estaba de haber formado parte de la estirpe de esa gran señora. Mi abuela vivió en la época donde la industria tabacalera era el mayor ingreso en muchas familias. Era la época donde muchos padres de familia tenían que decidir quién de los hijos iba a la escuela y quien trabajaba. A mi abuela le tocó trabajar. Nunca recibió instrucción escolar. Nunca aprendió a leer ni a escribir. Ella trabajaba fuerte en la industria del tabaco. Tenía que caminar muchísimo para poder llegar a su trabajo y regresar al hogar. En su época, no conocíamos de la explotación de menores ni del maltrato. Pero ciertamente, ahora que lo miro fríamente, ella estaba siendo explotada en esa fábrica para sacar a su familia adelante. También en un momento dado de su niñez tuvo que ser sometida a una cirugía de un ojo la cual terminó en una prótesis. En ese entonces, era muy duro. El ojo era de vidrio y por lo costoso que era todo no era la mejor apariencia. La pobre tuvo que cargar con la burla y la mofa de muchos. La gente decía que no se iba a casar. Aun así, eso nunca minó su capacidad de seguir adelante y ser la mujer más fuerte que jamás he conocido. Logró casarse con el amor de su vida y tener una familia donde todos fueron educados y se les inculcó que tenían que estudiar. Una mujer recta, de carácter fuerte a quien aunque no tuviera escolaridad, no le temblaba la mano cuando tenía que luchar por sus derechos o por los de los suyos. Doña Maya, se sabía el rosario completo con todo y letanías. Era la mejor rezando los rosarios de los difuntos del pueblo. Era la mejor cuidadora de enfermos del mundo.  Se sabía de memoria toda la liturgia de la misa y las canciones tradicionales. Cocinaba como los dioses y en su casa nunca faltaba comida para todo el que llegara. Era una mujer de avanzada. Muy adelantada a su época. A veces mis padres me regañaban y ella salía en mi defensa con apertura ante temas que no hubieran sido tolerados en su época. Sin embargo, ella crecía y se adaptaba a los nuevos tiempos. Con tantos tropiezos siempre logró levantar su familia, aun después de haber enviudado. Mi abuela me enseñó a luchar por lo que yo creía. Me enseñó lo importante que era estudiar para las personas de mi generación. Me enseñó a estar orgullosa de mis raíces, pero también a plantar y cosechar en otros lugares donde hubiera oportunidades. Aun cuando el Alzheimer le comía la mente y el alma, su espíritu de lucha no podía ser minado. Ella seguía batallando y peleando por lo que entendía que era correcto, pero a su vez guardaba su sentido del humor y su ternura. Jamás un “te amo loca” va a sonar más dulce que los de mi abuela cuando me lo decía. 

Mi Tía Mercedes: Era tía de mi abuela. Se suponía que era una tía lejana para mí. Pero era la más cercana que tuve en mi vida. Vivía con mi abuela. Fue la compañía de mi abuela desde que mi abuelo falleció. Peleaban que ni tienen idea, pero se adoraban. Realmente se adoraban. Ella era una mujer de mucha historia por contar. Vivió muchos años en Estados Unidos y sufrió los embates de una nación en guerra. Supo contarme cómo en tiempo de guerra el dinero no valía nada. Lo importante era lo que tú tenías para “el trueque”. Así sobrevivió una gran depresión económica. Remendaba y cocía uniformes de soldados. Siempre trabajadora y le encantaba vivir bien. De mi tía saqué el buen gusto por la comida, los dulces y las cosas “fashion”. Esa mujer hacía los desayunos más deliciosos del mundo.  Las cremas (cereales calientes), las tortillas y el mejor “sandwich” de jamón y queso del mundo. Me adoraba. Siempre me complacía en todo. Hablaba un inglés que me motivaba a aprender. Tenía un carácter también fuerte. Pero había sufrido mucho. Antes de morir me enteré que había sido maltratada por un marido que había tenido en EU. Lloré demasiado porque realmente el tipo la dejó moribunda en ese entonces. Aun así, ella logró armar los pedazos de su vida y hacer de ella lo mejor del mundo. Logró escapar de ese círculo de maltrato del que muchas no salen vivas. Murió antes de que me graduara de mi bachillerato, pero siempre me dijo lo orgullosa que estaba de mí. De ella aprendí que siempre se puede resurgir de las cenizas. Que nada está escrito en piedra y que lo que no te mata te hace más fuerte.

Las Muchachas
Estas son “Las Muchachas”. A la izquierda Doña Maya. A la Derecha Madrina Guille y en la parte de abajo Titi Mercedes.

Mi Madrina Guille: Madrina era la más joven de las tres. Era hermana menor de mi abuela. Una mujer que siempre estaba bien puesta. Con sus buenas prendas. Sus manos, pies y pelo “set”. Coqueta. Graciosa. Alegre. Era la que había ido a la escuela y había tenido la oportunidad de hacer cosas diferentes. Madrina era el alma de la fiesta. Se reía con un gusto que alegraba lo que fuera. Ella sí se había tomado en serio lo de que si mi mamá no estaba ella tenía que hacerse cargo de mí. Cuando me enfermaba y Mami o abuela no podían cuidarme, ella me cuidaba. Siempre tenía un cuento nuevo. Una mujer de fe, que rezaba también y que buscaba a mi abuela todos los domingos para ir a misa. Ella amaba a todos mis amigos. Era como decimos “un trip”. Una “charlatana” como le decía yo. Vivía el momento. Le encantaba “vacilarse” a la gente. Ya de grande hablar con ella me hacía morir de la risa. Madrina nos dejó pronto y digo pronto, porque, aunque yo ya había terminado mi carrera, yo siempre sentí que me faltaba más por compartir con ella. Yo creo que de ella saqué muchas ocurrencias. También aprendí de ella a vivir el presente y a reírme hasta que se me salieran las lágrimas. Su mejor consejo: “nena soltera sí, jamona jamás” ?

Estas tres chicas, fueron una gran bendición en mi vida. Vivieron en una época en la que muchas cosas no eran posibles para nosotras las mujeres. Abrieron paso para generaciones como la mía y las siguientes. Fueron la mejor lección de historia que pude haber recibido. Grandes maestras de vida que me mostraron un amor profundo y diverso. Pensarlas me lleva a sentirme aún más orgullosa de ser mujer. Me inspiran a seguir adelante contra cualquier obstáculo que pueda ocurrir. Esas mujeres forjaron mi historia y estoy segura que tú que me lees también tienes mujeres así de extraordinarias en tu vida. Si aún tienes la oportunidad de abrazarlas y darle las gracias hazlo. Si aún tienes la oportunidad de sentarte a hablar con ellas hazlo. Aunque las historias te parezcan repetitivas, sé que cuando dejes de escucharlas harán más sentido que nunca en tu ser. Hoy toma un espacio para reconocer a esas mujeres que han sido significativas en tu vida, mujeres que trascienden y que han hecho que hoy vayas en camino a la mejor versión  de ti misma(o).

Recordar y atesorar a “Las Muchachas” de tu vida, es conectar.

Felicitaciones a todas “Las Muchachas” (de cualquier edad) que nos siguen.

Abrazos☀️,
Misma

La Semilla

 

La Semilla
La mente es como un gran terreno donde se han plantado distintas semillas tales como: alegría, paz, miedo, amor, tristeza… ¿Cuáles de ellas crecerán y terminarán dominando esa tierra? Las que tú decidas regar, alimentar y cuidar diariamente.

 

“Your mind is like a piece of land planted with many different kinds of seeds: seeds of joy, peace, mindfulness, understanding, and love; seeds of craving, anger, fear, hate, and forgetfulness. These wholesome and unwholesome seeds are always there, sleeping in the soil of your mind. The quality of your life depends on the seeds you water. If you plant tomato seeds in your gardens, tomatoes will grow. Just so, if you water a seed of peace in your mind, peace will grow. When the seeds of happiness in you are watered, you will become happy. When the seed of anger in you is watered, you will become angry. The seeds that are watered frequently are those that will grow strong.”

– Thich Nhat Hanh

 

Dice el monje Thich Nhat Hanh que la mente es como un gran terreno donde se han plantado distintas semillas tales como: alegría, paz, miedo, amor, tristeza…¿Cuáles de ellas crecerán y terminarán dominando esa tierra? Las que tú decidas regar, alimentar y cuidar diariamente. Wow!

A diario y sin darnos cuenta escogemos cuál es el estado mental en el que vamos a vivir ese día. Y lo vamos fortaleciendo con cosas que pueden ser positivas o negativas. Estar consciente de eso es lo que hace diferencia en muchos seres humanos. Es lo que hace diferente a unas personas de las otras cuando enfrentan momentos difíciles y devastadores. Algunos, se tiran a morir, otros escogen resurgir y transformarse durante el proceso. Los que deciden abonar el lado de la negatividad en sus vidas, ven problemas por todos lados. Buscan alimentar su sentido de frustración. Su lenguaje verbal y no verbal transmiten sus sentimientos negativos constantemente. Hasta buscan programas, libros, noticias y personas que estén en esa misma línea. ¿Lo peor? En la mayoría de los casos no se dan cuenta. Porque tampoco es que anden por ahí repitiéndose “quiero ser la persona más amargada del planeta”. Pero “el hambre y la necesidad” no se pueden juntar. Hay que romper con el grupito de “los amargaítos” y “apestaítos anónimos”.

De igual forma, aquel que busca cultivar el positivismo, el agradecimiento diario, la esperanza, la alegría, se mezcla con personas que vayan en esa línea. Ve programas, sigue páginas en Facebook, lee libros y revistas que lo ayuden a cultivar una actitud positiva. Entonces abona esa parte y su reacción ante las crisis y los golpes duros de la vida son distintos a una persona que escoge lo contrario. Y no es que no le duelan las cosas, que sea un enajenado emocional. Que viva en “la la landia” como digo yo o que le resbalen las cosas. Todo lo contrario, es una persona que está viviendo el presente, pero bien consciente de que su actitud ante la adversidad puede hacer la diferencia.

Esta semana te invito a que examines ¿qué semilla estás plantando o abonando en tu vida? ¿Qué estás dejando que crezca en tu mente y en tu corazón? Y si es lo negativo lo que estas alimentando, poco a poco ve podando. Te diría que lo arranques de momento, pero igual sé que son procesos y que no todos podemos darle “machete” a las cosas. Va a ser difícil, porque uno se encariña con la “mala hierba” pues es lo que conoce. Y porque si tiene un grupo de apoyo de gente que ande en las mismas, ellos van a hacer todo lo posible porque no salgas de su club.  Dios te libre de arruinarles su amargura y su crisis con la vida.

Ve sembrando, alimentando lo que es positivo, los ejercicios de agradecimiento diario. Busca relacionarte con personas que te cambien el estado de ánimo. Que te ayuden a salir de lo negativo. Y cuando vengan momentos de dificultad o de miedo, interrúmpelos con agradecimiento. ¡Si! Haz una pausa y cambia a agradecer el momento y/o cualquier otra cosa por la cual sabes que debes estar agradecido. Respira. Y sigue. Haz esto por lo menos21 días, para que tu mente se acostumbre a repeler lo negativo y a buscar automáticamente la bendición. Mantén la esperanza siempre, si piensas que mañana será un mejor día automáticamente tu estado de tensión baja y se vuelve más tranquilo.

La Semilla
Cuando vengan momentos de dificultad o de miedo, interrúmpelos con agradecimiento.

Sentarte a verificar qué es lo que has estado abonando, es conectar.

Un abrazo fuerte,

Misma

 

Nota: Thich Nhat Hanh es Monje budista y activista por la paz, nominado para el Premio Nobel por ese motivo.

No es lo mismo estar alegre a ser feliz…

Ser Feliz.
La alegria es pasajera. La felicidad es un modo de vivir.
Esta semana debatía cuál sería el tema a conversar con ustedes. Les confieso que no llegaba nada a mi mente. La “musa” se había ido en la huída. Y de momento pensé en que ya era tiempo de que habláramos sobre la confusión (como decimos los puertorriqueños) que tenemos “entre cuero y carne” entre la alegría y la felicidad. Y es que a veces en este ir y venir de la vida es bien fácil confundir ambas cosas. Y hasta les confieso, que yo tuve momentos de mi vida en los que andaba como “confú”, como confundía. ?
Ser Feliz.
Cada día tiene su regalo…

Cuando hablamos de alegría hablamos de algo que se vive en un instante específico. Es algo que surge o que es provocado por algùn evento, actividad, persona o hasta por nosotros mismos. Pero es algo que es pasajero. Que dura un instante o periodo determinado. Es eso que ocurre que no olvidas con facilidad probablemente y que cuando lo recuerdas te lleva a sonreír o a reír como si estuviera ocurriendo. Pero recalcamos, es algo pasajero. Le da un “pump” a tu día o a ese periodo de tu vida. Es eso que te miras en el espejo y te dices: “Eres bella(o) firma aquí”. Te hace sentir poderosa(o). Imparable. Depende mucho de las emociones del momento. Por ejemplo: te encuentras con tus amigos y pasas el rato de tu vida, te vas de viaje y la pases brutal, vas al concierto de tu artista favorito, te gradúas, te ascienden en el empleo, logras el trabajo que querías, te llegò el reintegro ?, , te casas, vas a tener un hijo, te aceptaron en la universidad…. Vas entendiendo? Yo pues como a veces soy cursi, me alegro hasta de que salga el sol, me alegro y me emociono cuando veo un arco iris, me alegro de ver a alguien sonreír… Pero esa es Misma: Acéptame y brega con eso!

Ser Feliz
Todos los días decide ser feliz.

La felicidad? La felicidad es algo mas profundo. La felicidad no depende de que algo ocurra o de alguien mas. La felicidad no es pasajera. La felicidad es un modo de vivir. Es una decisión consiente. La felicidad viene de adentro. No depende de ningún estimulo. Depende de tu aceptación de la realidad en la que vives. Depende de la decisión consciente de vivir en un estado de profundo agradecimiento, de saber que hay un día detrás del otro. De que aunque las cosas no sean perfectas siempre hay algo bueno ocurriendo. Se trata de que tu presente, tus emociones, tus acciones están en sincronía y por eso hay una sensación de plenitud en tu vida. Se trata de la confianza de que todo tiene un propósito. Y en aquellos que son creyentes (en lo que sea), que hay un plan perfecto que siempre obra para bien. También se trata de saber que estas haciendo lo que es correcto (nuevamente, de acuerdo a lo que es tu moral, tus valores, etc.). De sentirte cómoda(o) en tu misma piel. De no depender de la aprobación de los demás porque tu sabes que eres “un lujo de ser humano”. Y volvemos a que es una decisión diaria. Te levantas por la mañana y decides que HOY vas a ser feliz. No mañana. HOY. Y te pones el propósito de vivir el día conscientemente en ese estado de animo. Y van a pasar cosas buenas y malas. Pero por las malas no dejamos de ser felices. Por las malas a lo mejor nos “apestamos” un poquito, pero seguimos sumando las cosas buenas. Hacemos el ejercicio de gratitud, Escribimos en el journal. Cerramos el día con una nota positiva. Y mañana volvemos sin frenos, porque para ser feliz no todo tiene que estar perfecto sino en balance.

Un ejemplo consciente de mi vida es que puedo decirles que soy feliz. Hoy lo soy. Talvez hace algunos años no lo era porque vivía esperando las aprobaciones de los demás o tal vez entendía que tenía que tener X cosa o persona en mi vida para ser feliz. Como muchos, entendía que la felicidad dependía de cosas que estaban fuera de mi. No es hasta que comienzo a tratar de estudiar, de crecer en mi interior , de conocer realmente quién soy, que me doy cuenta que tengo todo lo que necesito para ser feliz. Claro, que las comodidades son importantes. Pero no definen mi felicidad. Definen mi “contentura”, pero no mi felicidad. Tengo mis días grises (negros para ser mas precisa) y no tengo una vida perfecta según la definición de muchos. Pero estoy tan agradecida de tantas cosas y hago (trabajo diario)  un esfuerzo consiente por establecer ese balance en mi vida, en mi interior que me permite ser una mujer plena y feliz de ser quien soy. Tampoco soy perfecta. Cometo errores (horrores a veces) y se que soy un “proyecto en desarrollo”, y me disfruto todos los momentos de alegría que la vida me da para ser más feliz.
Ser Feiz
Tu felicidad es tu responsabilidad diaria.

Así es que esta semana (o lo que queda de ella), te invito a que evalúes si estas siendo alegre  o si estas siendo verdaderamente feliz. Y si solamente estas disfrutando de momentos de alegría, vamos a comenzar como dice Fonsi: “pasito. pasito, suave suavecito…” (perdòn jaja) a trabajar para construir día a día ese balance que te va a llevar a ser feliz.

Ser feliz es conectar…

Sonríe mi ☀️,
Misma

Escoger Tus Batallas Te Da Poder…

Manejo de Emociones
Cuando escoges tus batallas, canalizas tu energía de una forma efectiva. Eso se llama tener poder.

En los últimos días he estado de vacaciones fuera de Puerto Rico con un grupo de amistades. Unas vacaciones que habían sido planificadas con bastantes meses de anticipación y que eran el tiempo de descanso y relajación que necesitaba ante tanto trabajo del 2016. El día en que partíamos para Fort Lauderdale a tomar nuestro crucero fue un día que marcò la vida para muchas personas, que como yo, acostumbramos viajar frecuentemente pensando que todo va a estar bien.

Aquella fatídica tarde un hombre desequilibrado y enfermo mental decidió comenzar a disparar indiscriminadamente a las personas que se encontraban en el área de reclamo de equipaje del aeropuerto de Fort Lauderdale en Florida. Las heridas emocionales quedarán para siempre. Varios muertos, demasiados heridos y corazones destrozados ante el terror de esa experiencia.

En nuestro caso, cuando fuimos a comprar los pasajes contemplamos la opciòn del vuelo que precisamente llegaba a la hora en la que se estaba dando el lamentable incidente. Sin embargo, algo nos dijo que compráramos el vuelo de la tarde para descansar y no andar con prisa. Sabemos que fue la mano de Dios protegiéndonos una vez mas. Cuando salieron las noticias aun estábamos en PR. Algunos de nuestros amigos (éramos mas de 30 personas en este viaje) ya se encontraban esperándonos en la Florida. Otros estaban en otros terminales del aeropuerto de Puerto Rico, porque volábamos por distintas líneas. Muchos sentimientos encontrados entre las personas que nos rodeaban. Nuestras familias extremadamente preocupadas. Nuestros teléfonos explotando de mensajes. Muchas personas molestas y a la vez consternadas, porque perdían sus vuelos.  Ante todo esto, nosotras lejos de quejarnos porque estuvimos horas esperando en el Gate en lo que cancelaban los vuelos y demás, dimos gracias a Dios por nuestra vida y rezamos por las víctimas y por el victimario.  Sí. Rezamos por el, porque solamente una mente atormentada y fuera sí, puede concebir matar a seres humanos inocentes. Porque probablemente el estaba pidiendo ayuda desde hacia tiempo y no la había recibido. Rezamos también por los familiares de las víctimas y por las del victimario, porque igual debe ser difícil enfrentar la realidad de que uno de los tuyos cometió un acto tan desgarrador.

Ese dia nos crecimos porque fuimos de las pocas personas pacientes y compasivas con los empleados del aeropuerto. Era una nueva oportunidad de escoger nuestra batalla. Todos estábamos en una situación difícil y no era culpa de nadie. Hablamos con muchos extraños. Conocimos muchas personas. Y nos dimos cuenta que los momentos de crisis pueden sacar lo mejor y lo peor de cualquier ser humano. En nuestro caso, nosotras decidimos sacar lo mejor de cada una a pasear. Logramos cambiar nuestro vuelo para el próximo día. La única diferencia es que esta vez, llegábamos a Orlando y debíamos guiar casi 4 horas para llegar a Fort Lauderdale.

Al otro día, con el mismo amor, arrancamos y nos montamos en nuestro nuevo vuelo. Al llegar a Orlando estaba lloviendo demasiado. Lo que representaba que íbamos a tener mal tiempo para guiar tantas horas. Un desayuno ligero y salimos a la carretera. Gracias a Dios cuento con la mejor compañera de viaje que cantò, bailò y habló (hasta por los codos) para que no me quedara dormida mientras guiaba. En todo momento estábamos consientes de los afortunadas que éramos. Horas después logramos llegar a entregar el carro. Allí en el local de entregar el carro había un ambiente de molestia, malhumor, incomodidad porque éramos demasiadas personas en la misma situación. Muchas personas sin dormir, que habían guiado hasta 12 horas para llegar allí. Poco personal (ya que lo que había ocurrido al cerrar los aeropuertos era totalmente anormal) y no estaban preparados. Vimos gente insultarse y que por poco se van a las manos por entregar un auto. Las personas agredían con palabras e insultaban a los empleados de la compañía de autos, quienes luego de horas de insultos también respondían de la misma forma. Tuve que hacer la fila tres veces para entregar el auto. Por distintos motivos estuvimos allí más de 2 horas. Aun así, cuando llegué al mostrador donde el empleado, lo miré a los ojos y le sonreí. Le pregunté, cómo estaba a lo que él respondió que había sido uno de los peores días de trabajo de su vida. Mientras me cobraba le dije que este día también iba a pasar. Que yo le agradecía su esfuerzo ante el momento de crisis. El me dio las gracias por las palabras. Y después me dijo “no se moleste pero tengo que cobrarle la gasolina porque el tanque está a la mitad”. Le digo: “no importa, no es tu culpa. Es la mía por no parar.” Me dice: “Es que la señora anterior me insultó por eso” Le digo: “La señora anterior es distinta. Ella esta cansada. A veces el cansancio nos nubla. Yo valoro tu trabajo. Còbrame para que sigas con el próximo”. Y me despedí deseándole lo mejor. Talvez, para el resto que estaba en la fila, mi actitud de no hacerle coro a su desesperación y molestia, era incorrecta. Pero yo tenia claro en que yo tenia que hacer la diferencia en el día de ese empleado. Y al final, sacarle una sonrisa, me hizo sentir que era la persona mas poderosa que se encontraba en aquel lugar. Como ves, el poder tiene una definición distinta en cada ser humano. Escoger tus batallas es un acto de poder.

Al final del día logramos reunirnos con nuestros amigos y zarpamos. Nuevamente confirmamos que hemos madurado emocionalmente como para reconocer que había tanto en nuestra odisea por agradecer y que el panorama siempre pudo haber sido peor. A veces, escogemos enfocarnos en lo negativo y eso nos nubla el entendimiento y la razón. En nuestro caso, luego de mucho tiempo practicando los ejercicios de agradecimiento, haciendo journaling y aplicando lo aprendido sobre “la digestiòn de las emociones” todo fluyò de una manera en la que nosotras mismas nos sorprendimos. No hay mayor satisfacción que el estar en control de lo único que te pertenece: tus reacciones.

Manejo de Emociones
Controlar y manejar tus emociones es tener poder.

A continuaciòn te comparto varias lecciones de esas 24 horas:

  1. La vida es corta. Haz lo que tengas o quieras hacer hoy. Es posible que no haya un mañana.
  2. Sé agradecido. En lo pequeño y en lo simple, vive con un corazòn agradecido.
  3. La tolerancia y la compasiòn siempre deben ir por encima del coraje y la negatividad.
  4. Cualquier día es bueno para comenzar a cambiar tu forma de ver la vida.
  5. Una sonrisa y un simple “gracias” pueden cambiar el día de otra persona.
  6. Dile a los tuyos que los amas en todo momento y lugar. Aunque suene ridículo, es posible que no haya un después.
  7. No hay planes perfectos. Siempre tienes que tener espacio para ser flexible e improvisar ante las circunstancias.
  8. Valora el esfuerzo y trabajo de cada ser humano que se cruza en tu camino.
  9. Lo que va a pasarte va a pasarte cuando sea tu hora. No antes. No después.
  10. Vive Carajo! Vive!

Esta semana te invito a hacer una pausa cada vez que te pase algo que te saca del “plan” que tenías. Pregúntate: vale la pena batallar o esa energía la puedo canalizar buscando una solución viable y aun así, lograr mi objetivo? Escoger tus batallas mi querido sol, es una forma de conectar…

Besitos,

Misma

“List Journal”: Herramienta para Conectar

List Journal
Un nuevo año es una nueva oportunidad de comenzar un capítulo de tu historia.

 

¡Feliz año nuevo a todos! Los mejores deseos.

Como sé que estamos “embollaos” con el tema del journaling y el comenzar a usar esta herramienta, les quiero compartir un poco más en detalle uno de los estilos que más utilizo: el “List Journal”.

List JournalEste es un estilo bien sencillo, divertido y en algunos casos “light”. Se trata de escoger un tema y escribir un listado sobre el mismo. Pero aquí vamos con el freno puesto: no es escribir por escribir. Y no se trata de llenar la página. Se trata de pensar. Se trata de que realmente traigas a tu mente recuerdos, eventos, memorias, sabores, olores, etc. Lo más vivos posible sobre ese tema. De ahí, que para mí, esta es una herramienta de autoconocimiento. De descubrimiento personal. De conectar con tu pasado y también con lo que vives en el presente.

Por ejemplo, una de las listas que tengo es “Dulces que me gustaban cuando era niña”. Suena súper fácil, ¿verdad? Lo es. Pero mientras voy enumerando voy recordando: dónde los compraba, cuanto costaban, quien me los regalaba, con quienes los compartía… Así es que es casi un ejercicio de meditación.

Tengo una amiga que después de haberme dicho que no le gustaba escribir, esta “juckeá” con este estilo porque es divertido para ella, pero mas aun, le da oportunidad de poder discutirlo con sus hijos. De poder contarles cosas de su vida de una forma distinta. Les da tema de conversación. Estoy tan feliz de que ella pueda aprovechar esta oportunidad para conectar con ella, pero también con sus amados herederos.

Aquí les comparto temas que he ido elaborando con el paso del tiempo:

List Journal
Un ejemplo de listado son las cosas que te hacen sonreir.
  1. Palabras que tocan mi corazón
  2. Cosas que amas de tu vida (momento presente)
  3. Lugares que quiero visitar
  4. El trabajo de mis sueños (qué características tiene)
  5. Series o Programas Favoritos
  6. Películas favoritas
  7. Lugares con vistas impresionantes
  8. Cosas que hubiera deseado saber antes
  9. Cosas que amo hacer por los demás
  10. Palabras favoritas
  11. Flores favoritas
  12. Postres favoritos
  13. Por qué llevas un Journal
  14. Mejor consejo recibido
  15. En mi tostada (qué te gusta ponerle)
  16. Viajes espectaculares que has dado
  17. Citas favoritas
  18. Snacks (meriendas) favoritos
  19. Formas favoritas de pasar un día
  20. Libros favoritos
  21. Restaurantes favoritos
  22. En tu pizza (cuales ingredientes)
  23. Cosas que te hacen sonreír
  24.  Comidas favoritas
  25. Olores favoritos
  26. Cosas que quiero aprender a hacer
  27. La vida de tus sueños (descríbela)
  28. Mis adicciones (no tienen que se cosas ilegales jaja)
  29. Bebidas favoritas (en tu copa/vaso/tasa qué hay)
  30. Cosas que he logrado superar
  31. Actores Favoritos
  32. Dulces favoritos de mi niñez
  33. La casa de mis sueños (descríbela)

La lista infinita, estas son solo algunos temas. Hay listas “light” y hay otras más complejas. Incluso, existen libros completos sobre esto que se pueden adquirir y ayudarlos. Pinterest también tiene grandes fuentes para esto e ideas si buscan por este tema.

List Journal
El libro “Start Where You Are” te asigna un tema para escribir cada semana (o dia).

Esta semana comienza a trabajar tus listas en tu journal y diviértete mientras lo haces. Te aseguro que vas a conectar con tu ser de una forma distinta. En nuestra pagina de facebook, inbox o email puedes compartirnos tus listas. Nos encantaría saber como te ha ido.

Hasta pronto solecitos ☀️,

Misma

Libros recomendados: