Conversa y Conecta

Conversa y Conecta
¿cuàndo fue la ùltima vez que tuviste una conversación significativa?

La pregunta de hoy es: ¿cuàndo fue la ùltima vez que tuviste una conversación significativa? Yo sé que conversamos a diario con mil personas. Pero realmente cuándo fue la última vez que te sentaste a conversar con alguien y saliste diciendo: ¡wow! ¡Me siento nuev@!De veras que me hacía falta esa charla.

En ocasiones perdemos el tiempo hablando de trivialidades, etc. O tenemos una sesión de quejarnos constantemente de todo y con todos. Y no me tomes a mal, los desahogos son buenísimos, los chismes a veces entretienen y reírse y bromear hace falta siempre. Pero también hay cosas que hay que cultivar más allá. Hay conversaciones profundas y positivas que te “Pompean” que son necesarias para decir: coño no todo está perdido. ¡No estoy perdido! Yo puedo hacer algo más. Y a veces esas conversaciones surgen hasta con extraños. Con gente que ni conoces o que ni conoces bien. Pero que sientes que la vida te los puso en el camino para dejarte saber que hay algo más de todo este “caos” en el que nos movemos. Que hay formas de salir de este “marasmo” en el que estamos metidos socialmente.

Piensa realmente cuándo fue esa última vez. Y si hace mucho que eso no ocurre, siéntate hoy a re-evaluar en qué estás invirtiendo tu tiempo y con quién. Y no esperes a que lleguen esas conversaciones al azar. ¡Provòcalas tu! Llama a esos amigos. Tòmate un café con ellos.

Estas dos semanas he sido afortunada de encontrar en mi camino ese tipo de conversación, en ocasiones en los lugares o personas menos pensadas. ¡Y no te imaginas lo agradecida que estoy!

Atrévete a conectar con otros de manera significativa. Te aseguro que tu día va a cambiar. Dale: conversa y conecta.

Besitos sonaos,

Misma☀️

Más Respuesta. Menos Reacción.

Más Respuesta Menos Reacción
Cuando estamos presente en el momento, practicando el “mindfulness” respondemos en lugar de reaccionar.
En días recientes estaba pensando en lo “reactivos” que estamos los seres humanos a todos niveles. Talvez sea la situación del país, del mundo, ese no sé qué que nos agita los sentidos a nivel colectivo y que nos lleva a reaccionar ante todo de manera viceral. Sí! Porque es como desde las viceras que salen las reacciones últimamente. En todos lugares vemos gente agitada, enfrascándose en dilemas, insultando a otros y en ocasiones uno se queda como “seré yo o esta persona está exagerando la nota”. Y es que no es lo mismo responder que reaccionar.

La Reacción proviene de las emociones. Es algo que se desata en nuestro interior. Sin lógica. Sin razón. Es lo que te saca el “dark side”. Viene del drama interno. No viene ni de lo que ocurrió ni de lo que te dijeron. Viene de la emoción que desata eso que ocurrió o que te dijeron. Es algo de lo cual en la mayoría de las ocasiones nos arrepentimos. Herman@ porque usualmente “metes la pata hasta la cadera”. O lloras por lo que no se suponía que llorararas o gritas y pataleas sin sentido. Así de ridículos nos ponemos cuando reaccionamos. Es que te dan ganas de abofetearte tú mism@. Es el papelòn del siglo. Por el que te llevas el Oscar que no quieres.😂

En cambio, la respuesta aunque responde comoquiera a un estímulo externo que puede ser algo que ocurrió o que te dijeron, viene de la razón; de la lógica. Es algo que viene sin emociones. No es personal. No es defensiva. Es civilizada. No es impulsiva. Y no se trata de un “fake” pero sí de tomar las cosas en su justa perspectiva. Viene de no ver las cosas personales. La realidad es que no eres tan “estrella” en este mundo para entender que todo lo que la gente dice, piensa o actúa tiene que ver contigo o con lo que estás pasando.

Y ¿cuál es el truco para más respuesta y menos reacción? Sencillo: estar presente y consciente del momento. No pensando en el pasado o en el futuro. Cuando estamos presente en el momento, practicando el “mindfulness”, respondemos en lugar de reaccionar. Entonces lo que sale por nuestra boca es algo balanceado. Así no hay arrepentimientos. Claro, que esto no se logra de la noche a la mañana y hay que practicarlo. Pero créeme que vas a pasar menos vergüenzas.

En adelante, cuando ocurra algo que como digo yo “te encebolle el hígado”, respira. Ponlo en su justa perspectiva. Y responde no reacciones, eso también es conectar.

Abrazos ☀️,

Misma

Apláudete Mism@

Apláudete Mism@

Hoy mientras me tomaba un café, conversaba sobre la capacidad que hemos perdido en reconocer y aplaudirnos por lo que ya hemos logrado en nuestras vidas. Estamos tan enfocados (y me incluyo) en lo que nos falta para alcanzar esa meta o en lo que no se nos ha dado, que hemos perdido la capacidad de ver todo lo que hemos logrado.

En ocasiones olvidamos hacer un recuento de dònde estábamos cuando comenzamos. Y la mayor parte del tiempo, esperamos esa validación de otra persona. Esperamos que los que están a nuestro alrededor nos feliciten por nuestros logros y nos frustramos porque nadie se da cuenta y nadie se toma el tiempo por ver cuánto hemos crecido.

¿Sabes qué? Nadie mejor que tú para saber cuánto sacrificio, cuánto esfuerzo, cuántas noches de desvelo y lágrimas te ha costado llegar a donde estás. Recuerda que hay cosas que simplemente los demás no ven. Nadie tiene la capacidad de validarte y reconocerte más que tú mism@.

Es cierto que tú pasado no define tu futuro, pero eso no significa que para bien no puedas mirar tu pasado y de vez en cuando aplaudirte tú Mism@ por tus logros.

Hoy, yo saco unos minutos para aplaudirme👏🏽 💗Para darme ese “standing ovation” que merezco por haber llegado hasta aquí. Y me miro y sonrío orgullosa de saber que estoy varios pasos “alante” 😃 de los que aún no han comenzado a trabajar por sus sueños. Hoy, me enfoco en el camino. No en cuanto me falta, sino en los obstáculos vencidos. Hoy me siento capaz de felicitarme y decirme “eres la mejor carajo!”.

Aplaudirse 👏🏽uno mismo, es conectar.

Abrazos mi☀️,

Misma

Disfruta El “Ride”

Disfruta El "Ride"
               

Esa sensación de que aunque las cosas no estén saliendo como hubieras querido para ti en este momento de tu vida, estás tranquilo y tú misma(o) te sorprendes. Te sorprendes de no pelear con el mundo. De no frustrarte.

No es rendirse. No es cambiar la meta. No es dejar de trabajar para lo que quieres. Es la certeza de que lo que está ocurriendo, aunque no lo entiendas, es para un bien mejor.

Me disfruto “el ride” en la montaña rusa en la que me montaron sin permiso; con sus altas y bajas, con los brazos abiertos. Viviendo. Creciendo. Agradecida del que me toma de la mano en el asiento del lado, aunque tenga miedo.

Eso se llama “estar presente”. Eso se llama “mindfulness”. Eso es vivir. Eso es estar en Paz.  Abre los brazos y recibe.

Besitos ☀️

Misma

Que No Se Escape la Magia

              

No dejes que se escape la magia.
                                            Planificar demás mata la magia.

En tiempos donde se le dice a la gente que siempre hay que tener un plan o múltiples planes (tantos planes como letras del abecedario existan). Donde se enseña a que todo tiene que ser metódicamente coordinado, sincronizado y planificado, nos vamos al extremo y le matamos la espontaneidad y la magia a los momentos.

Es cierto que en muchas ocasiones no podemos perder tiempo y que el planificar las cosas nos da cierto grado de seguridad y confianza. Pero cuando la exageración en la planificación mata la espontaneidad y la magia, usted se convierte en un robot.  Usted deja de disfrutarse el momento. Y si el plan sale mal, la frustración alcanza niveles que llegan al cielo. Es cierto que hay cosas en la vida que hay que planificar. Pero la improvisación y espontaneidad son partes vitales de la vida en un mundo en el demasiadas cosas no dependen de nosotros mismos.

La Magia
En este mundo quiero ser muchas cosas. Lo que no quiero, es ser predecible. –Misma

A mis casi 44 años, prefiero un grado enorme de espontaneidad que me permita vivir la emoción del momento vs algo que me de resultados totalmente predecibles.   En este mundo quiero ser muchas cosas. Lo que no quiero, es ser predecible.  ¿Tù qué tal?

¡Vive! ¡Sé espontáneo!¡Fluye! ¡Sé cómo la ola que es única en su vaivén! No dejes que se escape la magia.

Cheers  🍾mi sol ☀️,

Misma

Sea poderoso. Hable…

No confíes en lo que ves
                                No confíes en lo que ves, hasta la sal parece azùcar.

 

Recientemente me he tropezado con la realidad de que muy pocos seres humanos entienden que lo que ellos hagan o digan puede cambiar el curso de ser un “día cagao” para alguien a un “día que valga la pena”. Nuestras palabras tienen un poder incalculable.

Voy a ser breve: si usted realmente valora a alguien, déjelo saber. Si usted sabe que alguien está pasando por un mal momento no piense jamás que esa persona tiene mil personas alrededor que pueden consolarle o apoyarle. Porque probablemente sí conoce mil personas, pero las palabras que necesita leer y escuchar son las suyas. Al no hacerlo, usted está cometiendo dos grandes errores: usted se está tragando las ganas de expresar lo que siente. Y más aún, está privando al otro de que lo sepa y conecte contigo.

Es cierto que probablemente no recibas la atención o respuesta que quieras en su momento. Eso es un riesgo que nos tenemos que tomar siempre. Pero, si no lo dices jamás le habrás dado al otro la oportunidad de optar o de saber lo que sientes o piensas.

Again, no te dejes llevar por lo que ves alrededor de esa persona, por cuantos amigos(as) ves que tiene en facebook, etc. Al final,  puedes estar equivocado y el otro agradecido de tu gesto. No confíes en lo que ves y habla. Conviértete en la persona más poderosa del mundo: habla. Reconoce el poder de tus palabras, acciones y gestos en la vida de otros y utilízalos para bien.

Los quiero aunque a veces parezcan caramelos de arsénico,🤣

Misma

El Limón Tiene Poder…

Por: Sofía Vilá

El Limón Tiene Poder
Ese limón es capaz de transformarte por completo. De convertirte en algo exquisito, gourmet; en una “ricurita” andante.”

Qué mucho limita el dicho “mija, si la vida te da limones, haz limonada”. Y es que esto lo repetimos como el papagayo sin pensar que lo que estamos haciendo es minimizando lo poderosos que son los momentos difíciles de la vida.

Primero, analicemos las propiedades del limón: es un preservativo natural, tiene propiedades antioxidantes y previene la contaminación de bacterias. ¿Por qué limitarme a hacer una limonada cuando las posibilidades son infinitas? En lo personal, disfruto de un delicioso ceviche curao’ con limón. El limón rompió esas proteínas e hizo un plato increíblemente delicioso y refrescante. O sea, el limón tiene poder.

Así los limones que nos tira la vida, ya sean “buscaítos” o no, nos dan la oportunidad de curarnos, romper con hábitos, relaciones o situaciones tóxicas y hacer de nuestra vida, una nueva, refrescante. Y sí, deliciosa. ¿Que si duele? ¡Uff! ¡Claro que duele! Pero créeme, vale la pena. Ese limón es capaz de transformarte por completo. De convertirte en algo exquisito, gourmet; en una “ricurita” andante.

Volvamos un momento a las propiedades antioxidantes, en este sentido el limón nos protege de los radicales libres o los “bad guys” de los productos de desechos del cuerpo que cuando se acumulan en exceso crean un ambiente propenso para daño celular y enfermedades como el cáncer. Y a que no sabías que el limón con agua en ayuda en la mañana, hace que tu cuerpo sea más alcalino y por lo tanto (lee bien) baja la acidez de tu cuerpo. ¡Si! Pensamos que el limón promueve la acidez y lo que hace es lo contrario. Por lo tanto, los “limones existenciales” nos ayudan a sacar todo eso que nos esté atrasando y llevando a no ser quien Dios quiere que seamos. O sea, la mejor versión de nosotros mismos. El limón transforma.

El Limòn Tiene Poder
Reconocer que los limones en la vida pueden ser más que limonada, que pueden sacar lo mejor de ti y que tienen el poder de transformarte; es conectar.

Preservativo natural: umm, interesante. Hace que lo Bueno, dure más. Los limones de la vida nos ayudan a recordar en cada prueba de qué estamos hechos. Es en la temporada de limones cuando sientes y recuerdas: ¡coño, si yo hice esto en aquel momento, lo que me está pasando ahora no es na’! Y así tenemos la oportunidad de sentir que toda experiencia vale la pena la pena y reconocer la presencia de Dios en cada paso.

La próxima vez que la vida te de limones: da las gracias por ese limón, enumera lo que tienes que hacer para sacarle el jugo a esa situación, confía en que no estás solo; Dios está a tu lado siempre. Y finalmente ponte creativo y decide qué vas a hacer con esos limones, las alternativas son infinitas para conformarse con una simple limonada. ¡DALE, SACALE EL JUGO!

Reconocer que los limones en la vida pueden ser más que limonada, que pueden sacar lo mejor de ti y que tienen el poder de transformarte; es conectar.

Buena semana 🍋 ☀️,

SofÍa

 

Nota: El articulo de esta semana es una colaboración de mi amiga y hermana Sofía Vilà. Ella es uno de los regalos mas grandes que me ha dado la vida y me hace super feliz que podamos juntarnos en esta aventura. ¡Esperen mas de ella!

Y entonces, una mariposa…

Y entonces, una mariposa…
“El arte más poderoso de la vida, es hacer del dolor un talismán que cura. ¡Una mariposa renace florecida en fiesta de colores!” ― Frida Kahlo

 

Siempre me han encantado las mariposas. Las encuentro bellas. Son tan distintas unas de las otras. Únicas. Libres. Las veo felices por ahí y siento que tal vez si me tocara escoger otra cosa que no fuera ser humano sería como ellas. Son perfectas. Tanto es mi amor por ellas que cuando finalmente en  la clase de biología me explicaron lo que era su proceso para ser tan hermosas, quedé impresionada. Admirable. Un proceso extenuante; un dolor intenso que  provoca la batalla.  Tal vez sienten que van a morir durante su metamorfosis. De veras que para mí son (como decimos en PR) unas “duras”.

Con el paso de los años a veces la vida nos golpea con demasiadas situaciones. Todos pasamos por muchas cosas,. En mi caso hay golpes de los cuales probablemente si me pongo a meditarlos, algunas personas no hubieran salido. O tal vez, hubieran salido autodestruyéndose. Sin embargo, aunque las situaciones en el momento me tumbaban en el suelo, siempre terminaba pausando, recogiendo mis pedazos y resurgiendo con más fuerzas para lograr mis objetivos.

Resumiendo este punto, puedo decir que he pasado por muchas metamorfosis. Muchos momentos en los que uno piensa que no se podrá levantar. Hoy me doy cuenta que aunque todo hubiera sido más fácil si no hubiera pasado por ellos no sería la persona que soy ahora. No podría comprender muchas cosas y no podría ser compasiva con los demás.

Y entonces, una mariposa…
Hoy, cada apretón de manos es más fuerte, más consistente y es hasta casi un “statement” de libertad y transformación interior.

Por eso en el mes de febrero de 2017, decidí dar cierre a muchos de estos procesos de dolor y reconocer de una forma tangible y delicada la persona que hoy soy. Decidí que era hora de recordarlos, pero dejarlos ir. Entonces surgió mi mariposa con punto y coma. La mariposa ya sabemos por qué. El (punto y coma) por todas las pausas, en ocasiones prolongadas que hice antes de continuar y lograr mis proyectos, pero que nunca me llevaron a quitarme ni a desenfocarme de mis objetivos. Y también en apoyo a las personas que luchan día a día contra las enfermedades mentales, depresión y prevención al suicidio porque es un tema actual y latente en el que vivimos.

Hoy llevo con orgullo mi mariposa, porque me representa y representa a muchas mujeres y hombres conocidos y desconocidos que viven en su historia una metamorfosis. Aunque para muchos no está correcta mi forma de expresarlo, yo decidí hacer algo que necesitaba hacer a mis 43 años.

Hoy, cada apretón de manos es más fuerte, más consistente y es hasta casi un “statement” de libertad y transformación interior.

Lleva tus cicatrices con orgullo. Siéntete orgulloso(a) de tus procesos de metamorfosis. Pavonéate de lo mucho que has crecido y superado. Nadie lo va a ser por ti. En un mundo en el que algunos prefieren vivir ignorando lo que ocurre en su interior o su alrededor, yo prefiero ser mariposa. Reconocer que luego de un proceso de metamorfosis se puede seguir viviendo; es conectar.

Abrazos apretados☀️ 🦋,,

Misma

** Project Semicolon nació de la mano de Amy Bleuel, Proyecto punto y coma (en español) tiene el propósito de luchar contra la depresión, el suicidio, la adicción y todas aquellas prácticas autodestructivas que atentan contra nuestro desarrollo pleno. Lamentablemente la creadora de este movimiento se quitò la vida recientemente, pero su legado vive y en honor a todos aquellos que siguen luchando.

Tú Primero…

Tú Primero...
“Coloque su máscara de oxígeno antes de asistir a los demás”. Aviso de Seguridad de un Avión

 

Una de mis pasiones es viajar. En efecto, es casi una misión. Desde hace muchos años me propuse viajar y conocer nuevos lugares, culturas y personas. Y los que me conocen saben que me lo he tomado en serio. Hace unos días estaba de viaje y mientras repasaba las instrucciones brindadas por los asistentes de vuelo, se me ocurrió que teníamos que hablar de una de ellas particularmente. ¡Sí! Y dirás: “la perdimos nuevamente”. Pero ya verás que es lo más lógico del mundo. Una de las instrucciones más importantes es una que dice más o menos: “Coloque su máscara de oxígeno antes de asistir a los demás.” O sea, una de las medidas más importantes de seguridad es que usted tiene que cuidar de Misma(o) antes de cuidar a los demás. Su vida y su seguridad son vitales en un momento de emergencia. Y es totalmente cierto, si nosotros no estamos bien, no podemos ayudar a los demás.

A diario me encuentro con seres humanos espectaculares. Con un corazón de oro. Personas que son excelentes cuidadores de los demás. Madres que se desviven por sus hijos dándoles el mejor cuidado, alimentación, educación, los llevan a las terapias, a los juegos, le compran el mínimo detalle, etc. Esposas que son las compañeras ideales: la casa ordenada, la ropa hasta organizada por colores, la mesa puesta cuando su pareja llega, todo en orden y mucho amor para ellos. Hijos(as) que se desviven por sus padres que ya están mayores: los cuidados, la “doñita empolvada como una mayorca para que no se queme”, las comidas al día y por hora, sus citas médicas puntuales, las medicinas según la agenda. Pero… Ellos están desgastados. Sin dormir. Hace mil años que no visitan un médico. No comen. Y por ahí va por la vida: “la mamá de fulanito, la esposa de Pedrito, la hija de doña Inés”. Y Ana, Luis y Luz desaparecieron del planeta que ya ni el nombre les queda. Y yo los veo y mi corazón se parte en pedazos.

Y no me malinterprete. Es espectacular ser un buen padre, esposo(a), hijo(a), cuidador, profesional, etc. Todos los sombreros habidos y por haber. Pero sin olvidarse de Misma(o). Ahí es donde los seres espectaculares dejamos de ser tan espectaculares. Porque no puedes cuidar a otro si no te cuidas tú. ¿Qué va a pasar el día que tú faltes? Una de dos cosas: o la vida va a continuar y otro hará lo que tú haces (talvez no igual, pero lo hará). O simplemente esa persona de la que tanto cuidas va a estar perdida(o) sin ti porque nadie más va a poder hacer nada en la vida por el (ella) como tú. Es bueno ser chulita(o) con los demás, pero con la mejor persona que te tienes que portar es contigo.

La compasión y el amor para con los demás son excelentes virtudes. Pero nunca, deben estar por encima de la autocompasión y el amor propio. Saca tiempo para ti, tiempo para: cuidarte, alimentarte, descansar, hacer algo que te distraiga, leer, ir a tus médicos, etc. Al principio te sentirás extraño(a) y hasta culpable. Aun así, no dejes de hacerlo. Tu máscara de oxígeno está fundada en esas cosas que has considerado triviales ante las necesidades de los demás. Te aseguro que haciendo esto vas a poder ser mejor persona, madre, padre, hijo(a), cuidador(a), etc.

Esta semana, haz algo para ti. Comienza por algo sencillo y no te rías con lo que te voy a sugerir. Date un baño con un olorcito rico que te guste. Suelta el teléfono. Pide relevo a tu compañero(a) o algún familiar. En ese momento toma conciencia de lo que estás haciendo. Tienes que estar completamente presente. Se llama conciencia presente o “mindfulness”. Disfruta el agua, la temperatura, el olor, tu cuerpo. Hazte ese despojo que nunca te puedes hacer por la prisa. Y sonríe. Sí. Sonríe. Regálate tu mejor y mayor sonrisa. Ponte tu máscara de oxígeno y sonríe.

Porque soy espectacular, merezco mi amor. Reconocer que soy una prioridad en mi propia vida y que soy primero,; es conectar.

Un abrazo a mis soles espectaculares,

Misma

 

La “Habitante” Que No Quieres…

Endometriosis

Hoy siento la necesidad de ponerme personal. ¡Si! De contarles una historia de mi “habitante. De una odiosa que vive conmigo desde hace muchos años. Nadie la invitó. Llegó y se quedó. Como llevamos varios meses conectando en las redes y ya los siento como familia, merecen conocer esta parte de la historia.  Hoy Misma les habla de “la habitante que no quieres”.

Desde hace ya 20 años fui diagnosticada con Endometriosis, condición que afecta 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva, alrededor del mundo. Para nosotras en los últimos años la endometriosis es un tema bastante común. Y es que cada vez son más las diagnosticadas. No porque antes no existiera, sino porque ahora se conoce más sobre ella y es más fácil de diagnosticar.

Endometriosis
1 de cada 10 mujeres de edad reproductiva en el mundo padece de endometriosis.

 

Brevemente identifiquemos a “la habitante”,  la endometriosis surge cuando el tejido del endometrio comienza a crecer en otros puntos del cuerpo: ovarios, intestino, vejiga, trompas de falopio, pulmones, riñones… Hasta en la piel. Los síntomas incluyen: dolor, por lo general en el abdomen, la espalda baja o áreas pélvicas, infertilidad, menstruaciones fuertes y calambres menstruales dolorosos. Algunas mujeres, no tienen ningún síntoma, en cuyo caso tener problemas para quedar embarazada puede ser la primera señal. No se conoce la causa de la endometriosis, aunque muchos estudios han detectado hasta factores genéticos. La cirugía, por lo general una laparoscopía, es hoy la única forma de estar seguro de que tienes o no endometriosis. ¿Y lo peor? No tiene cura. Aunque existen tratamientos y métodos que alivian los síntomas y mejoran la calidad de vida. La realidad es que una vez la endometriosis se aloja en tu cuerpo, se queda de por vida. Por eso es “la habitante que no quieres”.

Cuando yo era adolescente no se conocía nada de endometriosis. Siempre se nos veía como si teníamos dolor y no se podía ir a la escuela éramos una “changas”, “flojas”. Los médicos te decían que “cuando te cases se va a quitar”. ¡Como si el tener marido y tener relaciones sexuales te fuera a quitar el dolor! O peor, como si tener un bebé, te estira por dentro y se te abre no sé qué y se te va a quitar. ¡Chorro de ignorantes! Precisamente el problema mayor era que no podías concebir porque la endometriosis en la mayoría de las mujeres causa infertilidad.

Por años las que sufren de esta condición han tenido que aguantar la crítica, la burla y el menosprecio de familiares, esposos, amigos, compañeros de trabajo… ¿Y lo peor? Profesionales de la salud. ¿Sí? No hay peor cosa que ir donde un médico y que rompa a torcerte la boca y a virarte los ojos cuando hablas de un dolor que es real. Muy pocas personas realmente entienden que el dolor es incapacitante. Mucho menos, que existen mujeres que vivimos con dolor 24/7 y que, a pesar de eso, seguimos adelante con lo que queda de nuestras vidas. La endometriosis afecta el desempeño de muchas de nosotras y nuestra calidad de vida. Nos sentimos miserables. Literalmente miserables. Es una condición que, aunque no te mata (por sí sola) te drena y te hace sentir horrible.

Hoy, aunque hemos adelantado mucho, me atrevo a indicar que nos falta camino por recorrer en la investigación y la cura de esta condición que afecta millones de mujeres y sus familias en el mundo. Óyeme bien, la endometriosis JODE vidas, familias, matrimonios y a una comunidad completa. Porque cuando alguien de la familia tiene endometriosis toda la familia la tiene indirectamente. Todos se ven afectados en muchos aspectos. Nunca voy a olvidar un esposo que valientemente acompañó a su compañera a un grupo de apoyo para Pacientes de Endometriosis y él se presentó diciendo “Yo soy Carlos y ella es mi esposa Laura y nosotros tenemos endometriosis”. Aquellas palabras nos hicieron ponernos de pie a todas. Porque era cierto. Él también tenía endometriosis porque sufría con su pareja los embates de esta condición. Hace falta educación y detección temprana con nuestras jóvenes y adolescentes. La detección temprana puede salvar una vida, puede salvar un órgano vital del cuerpo de una mujer, puede prevenir la infertilidad.

Mi muy humilde resumen de mas de 20 años de ser diagnosticada: esto está cabròn. El dolor pélvico 24/7 es frustrante por demás. Cuatro cirugías, tres tratamientos hormonales con muchos efectos secundarios, no han logrado que esta compañera alojada en mi cuerpo haga tan siquiera el intento de irse y dejarme vivir en paz. Hago de cada día lo mejor. He tenido que aprender a ser fuerte y a vivir con ella. Pero jamás voy a aceptarla y a decirle que se quede en mi cuerpo. Viviremos en guerra por siempre. Me prepararé cada día para vencerla, algunas veces con mucha fuerza y empuje:; otras… con lágrimas en los ojos y el alma hecha pedazos.

Mil gracias a todo mi sistema de apoyo por estos años: mi familia, amigos, compañeros de trabajo y amigas que he conocido en la batalla. Si conoces una endoguerrera exprèsale tu cariño  y admiración siempre. Ella lo necesita.

Este mes de marzo es el mes de alerta mundial de endometriosis y el 31 de marzo de 2017, muchas mujeres, familiares y amigos salen a la calle vistiendo de color amarillo en señal de apoyo y alerta para la prevención de esta condición. Este año conecta con nosotras. Viste de color amarillo o usa un distintivo en apoyo. Compártelo con tus amigos y familiares y ayúdanos a ser voz. Si nos envías una foto a nuestra página de Facebook (la posteas o por inbox) la estaremos publicando. Queremos hacer ruido y que el mundo sepa que esta es la “habitante” con la que no queremos vivir.

Endometriosis
                         Si conoces una endoguerrera exprèsale tu cariño y admiración siempre. Ella lo necesita.

 

Apoyarnos y ser voz los unos por los otros es conectar.

Un abrazo a todas mis “endoguerreras”,

Misma

 

Para grupos de apoyo e información adicional en Puerto Rico:

*Fundación Puertorriqueña de Pacientes con Endometriosis

*Artículo porIdhaliz Flores Caldera:  Dolores Incomprendidos” :