Yo tenía una luz…

Luego de 39 días del paso de el huracán María por Puerto Rico, anoche a las 11:20pm, llegò la electricidad. Los gritos de los vecinos y la emoción de nosotros viendo las luces de la avenida prender. Lloramos. Nos abrazamos y seguimos llorando. Dimos gracias a Dios por todo!

Hoy me tomo mi primera taza de café en mi casa. Preparada en mi máquina, frente a la lámpara de mi cuarto que al fin está encendida. Pienso lo agradecida que estoy de haber pasado una noche más tranquila. Y mi mente se va a pensar en los que aún necesitan y en formas para ayudarlos, especialmente a los que tengo de mi familia que aún necesitan de mi. Es un día “más normal” igual, es una alegría rara y que merece ser vivida y sentida. Hoy hay que conectar con esas emociones.
Buenos días por la mañana!

Los quiero,

Misma

#connectwithyourmisma

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *